Mafalda tendrá su escultura en Buenos Aires

La capital argentina rendirá homenaje al popular dibujante Quino.

19 DE AGOSTO DE 2009 13:58 | agencias

Buenos Aires rendirá homenaje al popular dibujante Quino de la mano de una escultura de Mafalda, su más conocido personaje, que será emplazada el próximo 30 de agosto en el umbral del edificio del barrio porteño de San Telmo donde vivió su creador, confirmó el autor de la obra.

“Estoy dándole los últimos toques a la escultura. El 30 de este mes va a ser colocada y estoy con el pulido de la pieza y tengo que terminar de pintar el banco en el que va a estar”, dijo el escultor Pablo Irrgang, encargado de darle vida “tridimensional” a la niña de tinta china y papel que aborrecía la sopa.

La escultura del adorable personaje será emplazada a las puertas del edificio de apartamentos donde vivió Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, y que el artista eligió como escenario para muchas de las escenas de su más célebre historieta.

La obra, que respeta el tamaño natural de una niña como Mafalda, obtuvo el visto bueno de Quino, quien visitó un par de veces el taller de Irrgang durante el proceso creativo.

“A Quino le gustó. Estaba contento y me recomendó un par de ajustes de detalles. El trato era que yo hacía la obra pero con la supervisión de él, para que se quedara conforme”, explicó el artista, que comenzó a trabajar en la obra en mayo pasado.

La idea de identificar de algún modo la “casa del mito”, como se conoce al edificio de la calle Chile 371, en San Telmo, surgió hace cuatro años por parte de fanáticos de Mafalda en Internet, que proponían poner una placa de identificación en el sitio.

Pero la propuesta se convirtió luego en un proyecto formal del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que propuso a Irrgang concebir una escultura de la niña pacifista y fanática de los Beatles.

Para concretar el proyecto hubo que pedirle autorización a Quino, por medio de su representante, y convencer al dibujante, que “era reacio a la representación de su personaje en tres dimensiones porque no había tenido buenas experiencias en el pasaje del dibujo a lo tridimensional”, apuntó Irrgang.

Finalmente, el escultor escribió una carta a Quino explicándole el proyecto al detalle y logró su visto bueno.

Anuncios

1 comentario

  1. Ileana said,

    agosto 31, 2009 a 1:48 pm

    Súper interesante, sencillamente postmodernista, sólo un pensamiento de avanzada y una sociedad que entiende el humor es capaz de producir que se acepte como escultura a la niña-caricatura. Tan de los setenta, es como si a aquellos jóvenes se les diera ahora un sitial en el mundo de los patricios, con escultura y todo!

    Me recuerda la novela Eva Luna de Isabel Allende, quizás una de las primeras escritoras que presentó en tono de broma las esculturas de los próceres.

    Mafalda tiene su derecho a erigirse en bronce y en piedra!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: