Babelia adelanta en exclusiva capítulos de las dos últimas novelas del autor español y del estadounidense

Luis Landero y Dan Brown

  • DOCUMENTO (PDF – 87,27Kb) – 26-10-2009

    Portada de 'Retrato de un hombre inmaduro', de Luis Landero (Tusquets)

Un fresco del ser humano contemporáneo, como la suma de todos los seres del pasado, es lo que refleja Luis Landero en su nueva novela: Retrato de un hombre inmaduro (Tusquets) que llegará a las librerías la próxima semana. Una obra en la cual un comerciante de 65 años repasa, en una noche, su vida en busca de sí mismo, en busca de descubrir quién es y ha sido y en busca de los motivos que lo han llevado a vivir. Una exploración a través de un puzzle de episodios clave que el lector rearmará página a página en esta novela cuya narración oscila entre la razón y los sentimientos.

Este es el libro que hoy adelanta en exclusiva Babelia en ELPAÍS.com, como cada lunes. Mañana, el turno es para los seguidores de Dan Brown y su último y esperado enigma: El símbolo perdido (Planeta). Con más de un millón de ejemplares vendidos en su primer día en Estados Unidos, el best seller llegará a las librerías españolas el jueves. En esta ocasión, Brown ha dejado a un lado los vericuetos religiosos de la supuesta dinastía y sectas de Jesús abordadas en El código Da Vinci, para introducir al especialista en simbología Robert Langdon en el mundo masónico durante 12 horas frenéticas en Washington.

Por hoy, los lectores de EL PAÍS.com pueden leer un pasaje de Retrato de un hombre inmaduro, una especie de celebración por los 20 años de la publicación Juegos de la edad tardía, la novela que puso a Luis Landero en el panorama cultural español. A ésta le han seguido otras como El guitarrista y Hoy, Júpiter. Sobre todo esto Babelia publicará, el próximo sábado, una entrevista con el autor extremeño que en su nuevo libro recurre al humor, al sarcasmo, la ironía y al estilo terso de su cuidado lenguaje.

“Somos hijos legítimos de la realidad y bastardos de la ficción”, asegura el protagonista. Idea sobre la cual oscila la narración, entre episodios personales y reflexiones ensayísticas: La felicidad y sus trampas, el azar y sus meandros, la política y su ilusionismo, el trabajo y los desvelos, la insatisfacción con la vida que ha tocado, la guerra de Irak y las dudas, la moral y la ética con las que juega el ser humano son algunos de los episodios en la vida de este personaje que en realidad parece que perseguía el deseo y el amor.

“Estaba en contra de la guerra pero quería que empezara el espectáculo del humor”, confiesa el narrador de Retrato de un hombre inmaduro, cuyo pasaje es, precisamente, el que se puede leer hoy en la edición digital de este diario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: