Cierra el primer congreso virtual de la lengua: José Emilio Pacheco: “No veo separación entre dos variantes poéticas de una misma lengua”

"Hace 20 años no imaginábamos esta omnipresencia de la palabra"

Para el poeta mexicano José Emilio Pacheco no existen diferencias entre la poesía que se escribe en España y la que viene de América Latina. Sería muy difícil, además, catalogar o diferenciar entre la poesía peruana y la argentina, según ha contado el autor. Y ha apostillado “En todo caso, para mí, lo importante son los libros y los poemas, no su identificación nacional o regional”. El ganador del Premio Cervantes 2009 ha contestado hoy desde la Ciudad de México a las preguntas de los lectores, durante el Chat de clausura del Congreso virtual de la lengua, organizado esta semana por Babelia y su blog Papeles Perdidos.

Periodista cultural, traductor, cuentistas, antologador y “dramaturgo ocasional”, en palabras de su amigo el también mexicano Carlos Monsiváis, José Emilio Pacheco ha señalado la relación ineludible entre el paso del tiempo y la poesía. A la pregunta de una madre, inquieta por poder explicar a sus hijos qué es la poesía, Pacheco ha expresado que los niños “lo saben mejor que nosotros. Piensa en que a los dos años te preguntan: ‘¿Adónde van los días que pasan?’ Allí está la poesía. Creo que en vez de una definición enciclopédica podemos leerles un haikú, género que les encantan y dominan mejor que los poetas profesionales: Al huir, la luciérnaga dejó el viento en mi mano”.

El escritor mexicano ha afirmado que, aunque los poetas deberían aspirar a tener la misma disciplina de los novelistas, es consciente de que si intentase escribir un poema diario sería una “catástrofe”. “He procurado ejercitarme constantemente en el verso, no con poemas propios sino con versiones y traducciones”, ha comentado. Sobre sus fuentes de inspiración, José Emilio Pacheco ha comentado que “yo quisiera decirte que la “musa” es el trabajo. Y es cierto, pero no puedo negar que existe algo semejante a lo que llamamos “inspiración”. De otro modo siempre escribiríamos bien. Y la amarga verdad es que el noventa por cien de nuestros textos son malísimos. El acierto es la excepción y no la regla. Qué tristeza amarga. La verdad es que el noventa por cien de nuestros textos son malísimos. El acierto es la excepción y no la regla. Qué triste”.

Finalmente, José Emilio Pacheco ha expresado que nunca ha aspirado al Premio Nobel, ni a su candidatura como lo sugirió un lector. Y sobre la importancia del pasado en su obra ha remarcado que si bien está presente, lo que trata de hacer es verlo desde un ángulo crítico. “La nostalgia es la disneylandizacíón del pasado”, ha sentenciado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: