“¿Tú eres amigo de Miguel Hernández?”

  • Niños y chavales son los protagonistas de las mañanas en la Feria del Libro de Madrid.

  • Viven la literatura a su manera, compran libros y aprovechan las actividades.

"¿Tú eres amigo de Miguel Hernández?"

Las mañanas de la Feria del Libro de Madrid son de los jóvenes. Cuando la mayoría de las casetas no están todavía abiertas, grupos de chavales asaltan la entrada del parque de El Retiro para participar en talleres de cuentos, realizar “un trabajo” para su instituto o simplemente echar un ojo a los libros -y llevarse alguno. “Es curioso, pero comprobamos que muchos de ellos piensan que todos los escritores están muertos, y otros, que todos están vivos. A mí me han llegado a preguntar si soy amigo de Miguel Hernández”, reconoce Samuel Alonso, coordinador de la caseta infantil de la feria. ¿Cómo se acercan a la fiesta del libro los más pequeños?

Un grupo de niños asiste a un encuentro con el escritor Ricardo Alcántara- M. Á. Medina

A las 10.30, media hora antes de la hora oficial de apertura de la feria, se oyen bastantes gritos de niños. Y de profesores que se desgañitan para hacerse oír. “Los de segundo A se vienen conmigo, los de Segundo B, con él”, grita Begoña, profesora del colegio Juan de Herrera, de San Lorenzo del Escorial. Como ellos, decenas de colegios aprovechan estos días para ofrecer a sus alumnos la posibilidad de acercarse a la palabra escrita, o simplemente a las historias.

“La narración oral es la entrada a la literatura”, comenta Alonso. Por eso, en la caseta que organiza la feria para los más pequeños, se ofrecen cuentacuentos, ante los que los niños atienden ensimismados. Con cuentos de la literatura tradicional nórdica, por supuesto. También se realizan encuentros con escritores, como Ricardo Alcántara, que esta mañana ha demostrado al público infantil que los escritores “son personas, igual que tu padre o tu vecino”. “Lo importante es darle un toque de normalidad a la literatura”, señala el escritor uruguayo.

Pero que nadie piense que los peques vienen sólo a mirar. “Muchas veces, los niños compran más que sus padres. O traen dinero directamente para comprarse algún libro, o insisten a sus padres hasta que se lo compran”, cuenta Santiago, de la editorial Libro Hobby. Un grupo de chicas del IES Las Lagunas, de Rivas Vaciamadrid, lo confirma. “Traemos 15 o 20 euros para gastarnos, y nos vamos a comprar uno o dos libros”, admiten. Con la crisis, tal vez se lo piensen menos que los mayores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: